Bendita seas entre todos los hombres


Por: Rodrigo Pérez Ríos
Fotografía por: Andrés Henao

Es la única mujer entre diez hombres. Todos, pertenecientes a la delegación de Caucasia que participó en la tercera edición del Baby BMX, organizado por la Corporación Deportiva Los Paisitas.

Luciana Valencia Zea, una caucasiana de 6 años de edad, con algo de timidez en su mirada, atina a decir que la bicicleta es una de sus tantas pasiones. Además, del reto que significa: “Aprendo todos los días las técnicas del bicicrós, no me da miedo caerme y ya se me hace fácil ganarle a los de mi pueblo, Caucasia. Con los de Medellín si no he podido”, afirmó.

Su padre, Diego Valencia, la trae a la capital antioqueña regularmente. Uno de sus hobbies es llevarla a la peluquería para que la peinen y le hagan largas trenzas. “Me gusta que tenga peinados particulares, a las niñas todo les luce, sin afán, me tomo el trabajo de llevarla al salón de belleza, ella es una papeleta”, dice su progenitor en medio de risas.

Luciana alcanzó la posición 12 de la categoría Principiantes 6 años con 90 puntos acumulados en las dos jornadas que tuvo en acción el deporte de las bielas y los saltos. Nada mal para una niña que está empezando en este deporte… ¡y a vivir!

Su bicicleta con ruedas de 20 pulgadas fue un regalo de sus padres: Juliana y Diego. De hecho, cuenta que se alegraron mucho cuando llegó con la idea, una tarde después de la escuela, de empezar a entrenar, sin importar que en Caucasia sean pocas las mujeres que practican este deporte.

De sus generalidades más particulares… está en primero de primaria, admira a Mariana Pajón desde su sencillez, sabe nadar en piscina y en río, le encanta el pescado y bailar… sobre todo, una canción de reggaetón en particular: “Calma” de Pedro Capó con Farruko.

Caucasia es un municipio de la subregión del Bajo Cauca antioqueño. Es uno de los principales centros urbanos y de comercio del departamento. Tiene pista de bicicrós. Luciana Valencia Zea alterna entre sus raíces de tierra caliente y la llegada a la gran ciudad para cumplir sus sueños… que, por cierto: “quiero ser también piloto de helicópteros, veterinaria, policía y jamás dejar de practicar el bicicrós”, puntualizó.

Compartir enShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Noticias relacionadas