Dos accidentes y ahí está Mariana, firme en el diamante

Historia9_Babybeisbol_web

Por Andrea Jiménez

Luego de haber perdido 3 carreras a 12 frente a la Liga Olmeca de México, Mariana Muñiz Aleán de 13 años, con su cabello suelto y unos ojos verdes, pasa sonriente a una revisión médica con el cuerpo de terapeutas de la Corporación Deportiva Los Paisitas, como si no hubiese sucedido absolutamente nada el día anterior y con la naturalidad de cualquier niño que luego de golpearse, quiere seguir jugando más.

La jardinera derecha de Tigres del Diamante, que porta con orgullo la camiseta 16 de su novena, se golpeó la cabeza al caer en el juego del lunes 18 de enero por recibir la pelota en su zona y evitar que el equipo rival completara la carrera. Pero no fue esa lesión la que llenó de nervios a su mamá, Margarita Aleán, lo que la llenó de temor y hasta lágrimas, fue recordar los dos accidentes que Mari tuvo en años anteriores lo que le removió los recuerdos y el miedo.

“Como cayó en la cabeza me dio mucho pánico y por eso la llevaron hasta el Pablo Tobón a revisarla bien” Dice su madre. Y es que en el 2014 fue arrollada por una moto y recibió un golpe tan fuerte que perdió el conocimiento durante minutos. Como si no hubiese sido suficiente, en el 2013 fue impactada por una bala perdida en la parte inferior derecha de su espalda, cuando estaba de compras en el centro de la ciudad y tuvo que dejar de entrenar por semanas.

Aún con su historial de accidentes, Mariana no desistió jamás del béisbol. Entrena martes, jueves y sábados desde hace 2 años y cada 3 meses asiste a revisión general. No tiene secuelas de los accidentes, camina bien y ama el deporte, tanto que también practica balonmano cada vez que puede. Con naturalidad, toma agua, saluda a su mamá y recorre el Diamante Luis Alberto Villegas. Ahí está firme y frente un sol ardiente, ella sigue jugando como toda una valiente.

Compartir enShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Noticias relacionadas