El dúo perfecto

Historia4_baloncesto_web

Por: Estefanía Zapata Mardini

El quinteto de Yopal Casanare tiene una particularidad y es que la entrenadora Jenny Morales es madre de una de las jugadoras más destacadas del equipo, pero esto no ha sido ningún impedimento para Julieth Rivera, quien lleva el número 10 en su camiseta.

La talentosa baloncetista de 12 años no tiene de donde negar que el deporte de la cesta es el centro de su familia, pues su padre es jugador profesional de Casanare y su madre ha sido entrenadora por más de 13 años, aspirando a llegar a las fases finales del 12° Ponybaloncesto.

Con la voz agitada y mirando a su madre después de una victoria donde convirtió 25 puntos, Julieth comenta que “la profesora es normal, no tiene preferencias, nos trata por igual a todas. Ella es la entrenadora y yo la jugadora, soy una más de sus dirigidas en la cancha”.

También afirma tranquilamente Julieth que tener a su madre de entrenadora no ha sido un problema con sus compañeras. Al contrario, sabe que su madre le exigirá más y esto le servirá para mejorar y llegar a cumplir su sueño de pertenecer a la Selección Colombia y jugar en la WNBA.

Compartir enShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Noticias relacionadas