Llegando con un sueño y despidiéndose con la gloria

Fotografía: Luis Benavides

Por: Juan Esteban Monsalve

 

Sharks de Colombia se coronó campeón de la décimo segunda edición del Baby Béisbol Indeportes Antioquia en este 2022. Este equipo, proveniente del municipio de San Onofre, Sucre, se colgó la medalla de oro en su primera participación en el Festival de Festivales, un dato que hace más grande la gesta histórica alcanzada por este conjunto de ganadores.

“Los niños se motivan sin cero presión, yo les digo que se diviertan, que lo gocen y que aquí vinieron a dar lo mejor, pero también a tener una linda experiencia”, son las palabras del entrenador José Ángel Alean Yánez, cuando se le pregunta sobre el mensaje positivo que reciben sus dirigidos previo a cada partido, una de las claves del éxito de este equipo.

Para el cuerpo técnico encabezado por el profesor Alean Yánez, este proceso todavía no acaba, y quieren seguir dominando el circuito infantil del béisbol colombiano: “nosotros tenemos un programa bastante avanzado en la costa para seguir cosechando logros con los niños que tengan talento, pero a su vez, siempre formando buenas personas”.

La historia de este combinado que se viste de morado y lila apenas comienza. Para la próxima edición serán reconocidos como los vigentes campeones y respetados como se les merece. En la final lograron vencer a un difícil conjunto de Águilas de Bogotá, que lo dio todo, pero la de oro le sonrió a los de Sucre. Salud para los campeones y salud para todos esos niños que siguen soñando y creciendo.

Alonso llegó desde Venezuela a conquistar los Astros

Fotografía: Anderson Alvarez

Por: Juan Esteban Monsalve

 

Alonso Mijares Silva es uno de los muchos talentos que han pisado el diamante de béisbol “Luis Alberto Villegas”. Caracas fue su lugar de nacimiento y desde que cumplió los tres años de vida, solamente ha tenido un propósito: jugar en los Astros de Houston en las Grandes Ligas. Como si fuera producto del destino, Alonso es el primera base de los Astros de Medellín y fue así como comenzó a edificar su camino hacia el firmamento.

Cuando viste su uniforme con el dorsal número 31, este venezolano de doce años de edad impone respeto gracias a su potencia física y su gran técnica a la hora de recepcionar la pelota.

Su máximo ídolo es su compatriota Miguel Cabrera, quien juega para los Tigres de Detroit, y todos los días practica sus habilidades pensando en mejorar su juego. “Me gusta jugar en primera base porque ahí puedo hacer todos los outs y en esa posición es más fácil lograrlo”, afirmó el pelotero.

Estudiar veterinaria o astronomía son algunos de los deseos de la joven promesa del béisbol venezolano. Mientras cumple sus sueños, Alonso sigue demostrando todo su talento en el Baby Béisbol Indeportes Antioquia, con la expectativa de poder plasmar su nombre en lo más alto, allá donde brillan las estrellas.

 

Saray Martínez, el alma femenina del Baby Béisbol

Fotografía: Donaldo Zuluaga

Por: Juan Esteban Monsalve

 

Proveniente del Barrio Montecarlo de Chigorodó, Saray Martínez aporta la cuota femenina del Baby Béisbol Indeportes Antioquia 2022 y siempre se roba todas las miradas cuando viste sus medias altas de color rojo intenso y su inseparable visera blanca.

Chigorodó no solo es tierra productora de banano y ganado, también posee un talento humano destacable y es cuna de grandes deportistas. “Mi familia tiene sangre de beisbolista, el béisbol es mi pasión”, es la respuesta de la talentosa deportista cuando se le pregunta sobre su amor por el deporte de la pelota caliente.

Con un corazón de fuego y una determinación que demuestra valentía, Saray ha superado todo tipo de situaciones adversas. “En algunos juegos escolares no me dejaban jugar por ser niña y yo quiero que apoyen más a las mujeres en el béisbol y en todos los deportes”, afirma la pequeña triunfadora. Por fortuna para ella, encontró en el Festival de Festivales un espacio acorde para demostrar todas sus capacidades.

Su meta en la vida es llegar a las categorías más importantes del deporte del bate y los cuadrangulares, pero a su vez, divide el corazón con el amor por los animales, es por esta razón que también aspira convertirse en una veterinaria. Esta es la historia de Saray Martínez, jardinera y bateadora del equipo de Chigorodó, cuya aventura tan solo comienza.

*. Historia de vida Indeportes Antioquia

Frank Camilo: contundencia y dominio en el terreno de juego

Fotografía: Duver Alexander Pérez

Por: Valentina Flórez Correa

 

Frank Camilo Valdez, nacido hace 12 años en Malagana, municipio de Bolívar, pero quien ahora vive en San Onofre, Sucre, llegó del equipo de Shark Colombia al Festival de Festivales para llevar a lo más alto del podio al béisbol sucreño.

Fue un viaje de sol a sol desde casa hasta la ciudad de Medellín: 12 horas de trayecto para que el beisbolista continuara con el anhelo de representar a su departamento en un evento nacional para llegar al béisbol profesional.

Además del talento, pasión y ganas que tiene por la pelota caliente, su capacidad de liderazgo, contundencia y dominio en los diferentes encuentros son virtudes que su entrenador Julio Toro le destaca.

Habilidad mental, escucha activa y destreza dentro del campo de juego, son habilidades que Valdez ha adquirido en los 12 meses que lleva practicando el deporte de bates y manillas de manera competitiva, y que, según su entrenador son factores fundamentales que un amante de la pelota debe tener para destacar en esta disciplina.

Sus padres, desde San Onofre, lo alientan y se sienten orgullosos de que su pequeño tenga la gallardía de ir tras su sueño y, a su vez, la madurez que requiere ser líder de su equipo y afrontar el reto de hacer parte del evento infantil más grande de Colombia.

 

El talento se lleva en la sangre y en el guante

Fotografía: Donaldo Zuluaga

Por: Juan Esteban Monsalve

 

La decimosegunda edición del Baby Béisbol inició con juegos apasionantes y llenos de sorpresas. Uno de los equipos participantes es “Javier Romero” y proviene de Cartagena, en donde un pequeño soñador comenzó a cumplir sus metas destacándose como el mejor jugador del primer partido disputado por esta novena bolivarense contra los Marlyns de San Andrés.

Desde el municipio de La Boquilla, Cartagena, Fabián Vargas creció rodeado de cuadrangulares y de hits. Hijo de una vendedora de pescado y un vigilante, Fabián comenzó a jugar béisbol a los tres años, y desde ese momento no ha dejado de alimentar su sueño de jugar en las grandes ligas y hacer parte de la selección Bolívar.

Su gran ejemplo es su hermano, Leonardo Vargas, también amante del deporte de los bates y las manillas. Leonardo fue fichado en el 2018 para componer la nómina de las ligas menores de los Bravos de Atlanta. “De mi hermano he aprendido mucho, ha llegado tan lejos que me siento orgulloso”, son las palabras del pequeño Fabián cuando recuerda a su familiar, mientras sonríe.

“Nunca había sido elegido el MVP (mejor jugador de un partido), quiero que sea así en todos”, afirma el joven pelotero. Gracias a su aporte al equipo y la tenacidad competitiva, Fabián Vargas recibió el primer reconocimiento por parte del Festival, en este caso, una distinción individual, pero que según él, espera que se materialice en glorias colectivas que le permitan al equipo de Javier Romero coronarse campeón del Baby Béisbol 2022.

“Este es mi jardín”

Fotografía: Donaldo Zuluaga

 

Por: Manuel Osorio Villa

 

Ella permanece alegre, muy simpática y gozándose cada segundo en la cancha, mientras su madre la apoya desde la tribuna y le recuerda aplicarse el bloqueador para protegerse del intenso sol… eso sucede cada vez que la pequeña Liseth Méndez está cuidando su jardín.

Liseth es una niña monteriana de 11 años, que cursa sexto grado en el colegio, vive con sus padres y dos hermanos, disfruta su primer Festival de Festivales de Los Paisitas con el equipo de Zenúes. Practica el deporte de la pelota caliente hace solo 3 meses, gracias a que veía jugar a su hermanito Óscar todos los domingos, le pareció muy agradable y se convirtió en jugadora del equipo de la costa.

«Estoy muy feliz en el torneo, solo tres niñas lo estamos jugando. Yo hace poco entré al equipo de béisbol, es muy entretenido, quise jugar también como mi hermano porque me divierto mucho en la cancha y después me gusta comerme una hamburguesa», expresó sonriendo la consentida del grupo.

Es jardinera por izquierda, siempre está muy concentrada para atrapar todas las pelotas que vuelan por su territorio para impedir las carreras de sus rivales y hacer respetar su jardín preferido.

Valery tiene la pelota caliente

Fotografía: Donaldo Zuluaga
Por: Manuel Osorio Villa

 

Siempre con una sonrisa, amable y atenta en cada turno que tiene al bate o como receptora. Así es Valery Ruidíaz Cerezo, de 13 años, la niña consentida del Babybéisbol antioqueño, quién a pesar de ser venezolana de nacimiento, se siente una paisa más pues lleva 6 años viviendo en la ciudad, representa a Antioquia en los diferentes eventos nacionales y disfruta al máximo cada momento cuando practica el deporte de sus amores.

Es una de las dos niñas que participan en el torneo y la única mujer en el equipo Cubs de Envigado, quien dice que “mi país está pasando por un momento muy difícil, mi familia se vino para Colombia en busca de otras oportunidades, vivimos en Envigado hace años, vivo con mi mamá y mi hermana, estudio en el Colegio La Paz, estoy en séptimo grado y estoy muy feliz acá, la gente es muy muy amable y además puedo jugar el deporte que más me gusta, el más popular de Venezuela», expresó Valery.

En el apretado juego en que su novena enfrentaba a Talentos de Montería, en la quinta y última entrada, Valery tuvo su turno al bate con las bases llenas y pelota caliente. En el tercer lanzamiento, un fuerte batazo lanzó la pelota al fondo del jardín, impulso a su equipo a lograr tres carreras más y lograr el primer triunfo en la competencia, con un resultado de 9 carreras por 4.

“Cuando llegué a Medellín, jugué con el equipo de Bello, de ahí pasé a jugar con Cubs Envigado, hago parte de la selección Antioquia y Colombia sub 15 y sub 17, jugué los Panamericanos en Perú, los suramericanos, los juegos nacionales y me han dado varios reconocimientos en el Inder, como la deportista revelación de Envigado en 2019, los 5 mejores deportistas del municipio y la mejor deportista juvenil. Quiero ser una gran deportista, el béisbol me fascina y se juega en muchas partes del mundo, entreno tres veces a la semana, porque quiero ser profesional”, finalizó Valery.