Emanuel Medrano impuso su ritmo en el Baby Ciclismo

Fotografía: Donaldo Zuluaga

Por: Daniel Acevedo

 

De los 170 ciclistas que participaron en el Baby Ciclismo, solo 10 de ellos venían de fuera del departamento de Antioquia. Uno de ellos fue Emanuel Medrano, cundinamarqués, más precisamente del municipio de Chía, un chico que solo sueña con emular las gestas de sus ídolos Nairo Quintana y Chris Froome, este último con quien se identifica más allá del deporte.

“Emanuel es un niño muy amable, cariñoso y muy disciplinado. En el colegio es muy destacado y por eso nosotros hacemos todo lo posible por acompañarlo en el ciclismo”, mencionó Marta Garzón, una madre muy orgullosa, que aprovecha la pasión de su hijo para conocer otros lugares del país.

Por parte de los Medrano, Emanuel no es el primero que enrolla cadena con cada pedalazo. Su abuelo paterno, Ceferino Medrano, corrió Vueltas a Colombia junto a grandes como Lucho Herrera y Fabio Parra, toda una inspiración para su nieto. De igual manera, su tío Jhon Medrano y su papá Henry Medrano han sabido disfrutar de las carreteras del país, arriba de un embielado.

“Yo soy bueno en la subida, por eso me identifico con Nairo, y mi otro ídolo es Froome, porque él tiene asma, igual que yo”, así se refirió Emanuel cuando se le pregunta por sus ciclistas favoritos. A propósito de su problema médico, sus padres cuentan que es gracias al ciclismo que Emanuel ha sabido sortear esta enfermedad.

Él, a pesar de estar a 420 kilómetros de casa, a una altura sobre el nivel del mar que no es la habitual y su inconveniente médico, superó a todos sus colegas y venció en las dos pruebas que disputó, el circuito y la contrarreloj individual, siendo el único foráneo que supo estar en los puestos de honor del Baby Ciclismo 2022.

El pequeño Samuel y Remedios llegaron al Baby Ciclismo

Fotografía: Donaldo Zuluaga

Por: Jairo Piedrahita Lopera

 

Puede decirse que la mitad de su vida lleva practicando el ciclismo… es simple: tiene 8 años y desde los 4, gracias al Niño Dios que le trajo una bicicleta verde, Samuel Osorio Delgado decidió que el deporte de las bielas es lo suyo, su pasión, su alegría, y que quiere emular a deportistas como Nairo Quintana y Egan Bernal, a quienes siempre sigue sus gestas deportivas a través de la televisión.

Tanto Samuel como su hermano Alexander provienen de Remedios, municipio ubicado en el nordeste del departamento de Antioquia, y que por primera vez tiene participantes en el Festival de Baby Ciclismo. Oro sobre Ruedas se llama el club al que pertenecen, al igual que otros 11 niños, pero solo ellos alcanzaron a cumplir el rango de edad para participar.

“A Samuel lo metimos a varios deportes, pero ninguno le llamó tanto la atención como el ciclismo, así que decidimos apoyarlo, aunque por ser tan pequeño, conseguirle una bicicleta para su talla ha sido complicado, pero la tiene y disfruta mucho con ella”, dice Denis Bibiana Delgado, su progenitora que siempre lo acompaña y que, además, es directiva del club.

El clima algo cálido de Remedios no ha sido obstáculo para que Samuel siga su práctica pues ama lo que hace y disfruta con el viento en su cara cada vez que pedalea en su “caballito de acero”.

Su primera participación en el Festival quizás no fue la que él esperaba: finalizó en el puesto 33 entre 64 participantes de la Categoría Escolar, pero confía que certámenes como estos le brindarán la experiencia para algún día ganar su primera carrera de ciclismo.

 

Un tiburón anda suelto en la Unidad deportiva Atanasio Girardot

Fotografía: Donaldo Zuluaga

Por Daniel Acevedo

 

Monta en bici, viste de rosa y no, no es Vincenzo “El Tiburón”, es Victoria Aguirre, una pequeña estrella proveniente de El Carmen de Viboral.

Ella practica ciclismo, inspirada por una foto de su padre cuando hace un tiempo atrás corría la Vuelta Infantil del Periódico El Mundo. Reconocerla es muy sencillo, basta con pararse en la línea de meta y entre tantos deportistas, destaca un color gris, una mirada firme y una aleta de tiburón que sobresale de la cabeza de una ciclista que, a pesar de atraer tantas miradas, no pierde su concentración.

Ella usa un casco bastante peculiar que habla muy bien de la personalidad de Victoria, según Fernando, su padre: “A la niña le gusta utilizar cosas diferentes, a ella le gustan las cosas que resalten y llamen la atención”. Aunque habitualmente ella se sienta con su papá a ver las grandes vueltas del ciclismo internacional, no conoce a Vincenzo “El Squalo” Nibali, uno de los grandes del ciclismo mundial, aunque tranquilamente podría representarlo con su atuendo.

No solo el casco es peculiar, bastante más abajo pudimos observar unas medias amarillas donde el personaje Pikachú aparece en ellas para hacer mucho más llamativo el atuendo de Victoria.

*Historia de vida Indeportes Antioquia.

 

¡El amor a segunda vista sí existe!

Fotografía: Jairo Piedrahita Lopera

Por: Lorena Parra Salazar

 

Hoy Valentina García Blandón tiene 8 años, pero se inició en el deporte a los 15 meses de nacida. Su amor a primera vista fue la gimnasia artística, la cual practicó durante 6 años y de la cual tiene los más lindos recuerdos. Con su experiencia no solo adquirió flexibilidad, agilidad, fuerza y equilibrio, sino también triunfos que la proyectaban como una de las promesas en la gimnasia artística.

La delicadeza y fuerza que brinda este deporte se evidencian en la mirada de Valentina, quien es callada y algo tímida, pero que al momento de hablar del deporte se desborda y le salen las palabras sin parar.

Y aunque la gimnasia le daba alegrías a Valentina y a su familia, ella sentía que necesitaba dar un giro de 180 grados. Este sería un nuevo reto para ella y para sus familiares, el cual estaban dispuestos a asumir porque la felicidad de Valentina es la de ellos.

Como en la vida hay amores a primera y segunda vista, llegó el ciclismo a su existencia, su otra motivación, el cual espera que sea para toda la vida. Esta pasión repentina surgió por un encuentro inesperado con Mariana Pajón, quien después una charla corta pero sustanciosa le dijo “SERÁS MEJOR QUE YO”. Sin saber cómo montar en bicicleta no desistió de su sueño y en un fin de semana con ayuda de sus familiares se subió a una y dio los pedalazos que cambiaron su vida.

Las palabras que la campeona olímpica le compartió retumbaron en su cabeza y hasta el día de hoy siguen siendo un impulso y motivación para no desistir del deporte que se ha robado su corazón.

 

Sofía disfruta de la velocidad

Fotografía: Donaldo Zuluaga

 

Por: Juan Felipe Vargas

 

Sofía Fernanda López es una de las deportistas que participa del Festival de Festivales. Ella no solo compite en el Babyciclismo sino que también lo está haciendo en el Babypatinaje. El lunes 6 de enero corrió por la mañana la competencia de ruta en su bicicleta y por la tarde se puso a prueba en la pista de patinaje.

Ella se destaca por la forma en la cual su cabello y alegría iluminan la competencia. Del mismo modo es muy común ver a su mamá, a su papá y a su hermana apoyando y alentando a Sofía desde la tribuna en cualquiera de sus carreras. Su familia la ha impulsado a que ella participe en el deporte y con tan solo 9 años ya está compitiendo a un gran nivel.

Ella ha practicado patinaje desde los 6 años y en ciclismo comenzó a los 8 años. Gabriela, su hermana, es ciclista profesional del equipo Avinal y la ha alentado a que entrene ciclismo también. Al patinaje, en cambio, llegó por diversión hace unos años. A ella le gusta salir a montar bicicleta con su familia para mejorar todos los días y compartir con ellos.

Ella acepta que, aunque disfruta de ambos deportes, el ciclismo es su deporte favorito. Espera llegar a ser muy destacada en ambas disciplinas, pero lo que más le importa dentro del Festival de Festivales es divertirse y aprender.

Las hermanas campeonas

Fotografía: Donaldo Zuluaga

Por: Juan Felipe Vargas

 

El séptimo Festival de Babyciclismo tuvo la fortuna de tener una espectadora de lujo: Carolina Vargas fue una de las deportistas juveniles más importantes de Colombia durante 2019 y estuvo en el Festival de Festivales acompañando a su hermana Valeria. Carolina es ciclista profesional y logró el oro en los Juegos Nacionales Juveniles, además de varios reconocimientos internacionales.

La menor no quiso quedarse atrás. Valeria no solo participó en el Festival sino que también fue una de las deportistas más destacadas de la competencia. Con tan solo 11 años, la oriunda de El Carmen de Viboral logró hacerse con la medalla de plata en la prueba contrarreloj y con el primer puesto de la prueba de ruta.

La pasión por el ciclismo es lo que más une a las hermanas del oriente antioqueño. El ciclismo ha llevado a las Vargas a compartir muchas alegrías y emociones. Es común verlas por la zona de El Carmen de Viboral montando bicicleta porque tal y como lo afirma Valeria «mi hermana es mi mejor entrenadora».

Carolina destaca que para ella y su familia es un orgullo ver a Valeria triunfando y siguiendo sus pasos en el deporte. Ella también invita a los jóvenes ciclistas a participar de torneos como el Babyciclismo para que puedan comenzar a conocer y a vivir el mundo del ciclismo.

La familia Saldarriaga lleva el ciclismo en la sangre

Fotografía: Donaldo Zuluaga

Por: Juan Felipe Vargas

María Clara Saldarriaga es una de las participantes del Festival Babyciclismo de la categoría Escolares. Su familia lleva varios años dentro del mundo ciclístico, ya que su abuelo Fernando Saldarriaga tiene un club propio y es su entrenador. Además, su papá Luis Fernando lleva 27 años como entrenador deportivo en ciclismo y ha trabajado en el club Manzana Postobón.

María Clara terminó muy contenta y cansada luego de la prueba contrarreloj individual y en los rostros de su familia se notaba el orgullo y alegría de ver a la niña de la casa practicando el deporte de sus amores.

Desde los 3 años Luis Fernando le ha enseñado a su hija a disfrutar de la bicicleta como deporte y a hacer del ciclismo una pasión. Ella, al haber crecido en un entorno de tanto deporte y ciclismo, se antojó de practicarlo y sus padres la han apoyado en todo el proceso, siendo la herencia que le ha dejado Fernando a toda su familia.

Desde su experiencia como director deportivo, Luis Fernando asegura que el Festival de Babyciclismo es una gran oportunidad, tanto para los niños que quieren aprender y disfrutar, como para los entrenadores que pueden aprovechar la participación para determinar los factores en los que se debe trabajar.

María Clara, luego de terminar con su primer día de competencias, estaba muy satisfecha con su presentación y expresó su deseo de alcanzar los primeros puestos en la prueba de ruta. Pero sin importar lo que suceda dentro de las competencias, ella ya es una ganadora para su familia.