“Hermandad, unión y pasión”

Historia3_voleibol_web

Por: Andrea Jiménez

La unión entre dos hermanos es fundamental, pero que esa unión también esté conectada con la pasión que genera el deporte, es extraordinario. Vanessa y Luna Herrera Cujar son dos hermanas que llegan de Tocancipá, Cundinamarca, para ganar en el 10° Ponyvoleibol con el equipo Ganzú Tocancipá, en el que juegan juntas desde hace 4 años.

Aunque hacen parte del mismo equipo, Vanessa, de 10 años participa en la categoría Benjamín y Luna, con 11, en la categoría Mini. Se desplazan hasta Bogotá para entrenar 4 veces a la semana y su tiempo lo dividen entre el voleibol y sus estudios en el Colegio de la Universidad Pedagógica en Tocancipá, pues como afirma la menor de las hermanas “somos unidas hasta para estudiar”.

Luna en séptimo grado de bachillerato y Vanessa en sexto, son destacadas por su buen rendimiento académico y ya están acostumbradas a ocupar los primeros puestos, tanto que Luna es becada hace 3 años y Vanessa siempre obtiene las mejores notas.

Unidas, buenas compañeras de equipo y grandes amigas, las hermanitas Herrera Cujar son el orgullo de sus padres, Ernesto y Marta, quienes a pesar de estar separados hace cuatro años, también viven la unión de sus niñas y no las dejan de acompañar y apoyar aun cuando eso incluye pedir permisos en el trabajo y viajar a otra ciudad. Luna y Vanessa, hermandad, unión y pasión que trasciende barreras.

Noticias relacionadas