Homenaje a mamá

mama
Como un homenaje por haberle enseñado a jugar fútbol y acompañarla en todo momento, María Paula Gómez, jugadora del representativo de Guadalupe, eligió jugar con los guayos de su mamá en la eliminatoria femenina del Festival Ponyfútbol, organizado por la Corporación Deportiva Los Paisitas.

Verónica, la mamá de María Paula, empezó a jugar cuando tenía 13 años con una pelota casera de papel periódico, recuerda que todo el tiempo se la pasaba pateando su “balón”, hasta que ingresó en la escuela a practicar con uno convencional, momento desde el cual ha representado al municipio de Guadalupe en eventos departamentales y veredales.

Ante la dificultad económica para acompañar a María Paula, Verónica rebuscó entre sus conocidos apoyo para viajar a Girardota en compañía de su hija menor, Yeillin, pues ella asegura que ver a sus familiares en la tribuna animándola es la felicidad completa.

Noticias relacionadas