La danza inquieta de los moños de Sara

Fotografía: Donaldo Zuluaga

Por: Jairo Piedrahita Lopera

Un total de 19 moños blancos tiene colgando de unas finas trenzas en su cabello, hechos por su madre en Apartadó antes de emprender su viaje hacia la capital del departamento.

Sara Mosquera Domínguez, a sus 11 años participa por primera vez en un Festival de Festivales. El día de su debut, el sábado que iniciaba el Baby Atletismo Comfenalco, tenía competencias en el salto largo y en los 600 metros. “Me gusta mucho más saltar, eso es lo mío, porque el fondo no lo entreno mucho y ahí hay niñas muy fuertes”, afirma.

Esos 19 moños blancos, un poco más pequeños que una canica de cristal, se mueven traviesamente en su cabeza cuando Sara toma carrera en la pista y ejecuta su salto, pareciendo que hicieran una danza. Le pregunto si le molestan y me contesta de manera risueña “para nada, ni siquiera los siento. Hoy tengo estos moños, pero a veces mi mamá solo se hace uno grande y me recoge todo el pelo… es por variar”.

Varios tipos de peinados se ven en la pista del estadio Alfonso Galvis, pero ninguno luce tan atractivo como el de Sara, quien pone a danzar de manera inquieta al aire sus moños cada vez que salta.

Compartir enShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Noticias relacionadas