La destreza aplicada a dos disciplinas


Autor: Luisa Fernanda Cataño
Fotógrafo: Andrés Henao

Lo estaba esperando en un costado de la cancha para hacerle unas cuantas preguntas. Me llamó la atención su altura en comparación a sus compañeros, y es que claro, mide 164 centímetros.

Fue el lunes 8 de enero, estaba terminando de jugar un partido muy reñido contra los niños de El Carmen. Él, Juan José Navas, juega en un equipo de la capital de la montaña, el Pony´s Club de la categoría Benjamín en el Festival de Voleibol del Festival de Festivales. El juego terminó y él y sus amigos salieron corriendo y felices por el triunfo que habían obtenido. Y no solo eso, su sonrisa era inmensa porque en la tribuna lo esperaba el ser humano que más ama: su mamá.

Doña Verónica, se encontraba en las graderías del Yesid Santos, con bombas, un detalle y mucho amor. Juan José estaba cumpliendo 11 años, y, qué mejor regalo que un juego ganado en uno de los dos deportes que disfruta, vibra y práctica.

Sí, son dos deportes: el vóley y el fútbol. Juanjo es el capitán de su equipo Pony´s Club, en dónde se prepara para el juego del balón sobre la malla. Pero el fútbol y la portería ocupan todos los días de su semana con extensos entrenamientos. Es guardameta en las inferiores del Deportivo Independiente Medellín. Entrena en una de las escuelas de arqueros más reconocidas de la ciudad, que fue fundada por el arquero de nuestra Selección Colombia, David Ospina, también por Bréiner Castillo, Andrés Saldarriaga y Jaime Barrientos. “Mi mamá me dijo que había una escuela en la que había estado Ospina, y yo le dije: ¿cómo? De una. Ahí, en la escuela ya fui campeón del Mano a Mano, un torneo únicamente de arqueros”, recuerda Juanjo con alegría.

En estos momentos se encuentra enfocado en el Festival de Voleibol, porque como él lo dijo: “el corazón me latía cuando supe que iba a estar acá. Es mi primer Festival”. Luego de que finalice el Festival de Voleibol y gane el oro, que es su anhelo, retomará los entrenamientos de fútbol en dónde se está preparando para buscar una clasificación al Ponyfútbol del próximo año.

Le gustaría ser arquero en el Real Madrid o en el Atlético Nacional, y tiene dos referentes e ídolos bien definidos: Keylor Navas del ‘club merengue’ y a Franco Armani del ‘verdolaga’.

Compartir enShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Noticias relacionadas