La española que se enamoró de Colombia y del baloncesto

Historia13_baloncesto_web

Por Daniela Areiza Areiza

Desde los ocho años Esperanza Morales comenzó su romance con el baloncesto. Nadie la invitó, nadie le dijo que lo entrenara, simplemente fue de todo su gusto y en España, su país natal, comenzó a prepararse. Hoy ve los frutos de su esfuerzo, pues gracias a su disciplina fue campeona con su equipo de los Intercolegiados Supérate y es una de las líderes de su equipo, Panteras de Barranquilla.

Pero comenzar no fue fácil. Cuando quiso iniciar su camino como baloncestista dos entrenadores le dieron la espalda por su contextura robusta y su dificultad para ver de lejos. A pesar de todo, Esperanza no se rindió y gracias al entrenador del colegio pudo descubrir el mundo de la pelota naranja, el deporte del que siempre estuvo enamorada.

Para ella es emocionante practicarlo, aunque sabe que es exigente, le gusta porque “te enseña a no rendirse, a luchar por lo que quieres”. Hoy es una de las protagonistas en el 12° Festival de Ponybaloncesto, su meta es ser campeona con su equipo y para eso es consciente de que debe tener “disciplina, entrega, unión y pasión”.

Esperanza cambió de país, cambió su forma de llevar la vida, su apariencia física y hasta parte de su tiempo con su familia y amigos, pero lo que nunca cambiaría en su vida es el deporte que tanto le ha entregado: el baloncesto.

Noticias relacionadas