La gloria en tiempos de Covid-19

Fotografía: Donaldo Zuluaga

Por: Juan Esteban Monsalve

 

Su historia ha sido famosa en el marco del Festival de Festivales. Gracias a la entrega que ha aportado la valiente Zendayha Mayo Garzón, es reconocida por inspirar emoción y deportividad en cada zancada que ofrece cuando calza sus patines.

Zendayha ganó medalla de plata en la modalidad de equipos y, aunque nunca abandonó su tapabocas, esto no fue impedimento para disfrutar por completo de su logro. La gesta de esta paisa de 10 años es mayor al haber competido en la prueba con una lesión de tobillo de la cual no se pudo recuperar. Más allá de los inconvenientes físicos, su participación en el Baby Patinaje nunca estuvo en duda.

Su mamá fue la gran inspiración que tuvo la pequeña patinadora para incursionar en el mundo de la velocidad, cuando a los tres años le regaló por primera vez un par de patines y desde ese momento, no ha parado de ganar. En su haber, ella tiene un total de 77 medallas, las cuales se traducen en 77 historias que contar.

Sobre la pandemia, la insuperable corredora afirma que no tuvo problema para mantener su cuerpo en condiciones, ya que en su casa logró hacer ejercicio. Ante la falta de competencia, no dejó de exigirse y todos los días tuvo la fortaleza mental que le permitió sobreponerse a la enfermedad.

Zendayha es la muestra perfecta de una deportista que nunca dejó de intentarlo, que inspira a miles y que hoy nos enseña que más allá de vivir en un mundo gobernado por el coronavirus, siempre hay que seguir creyendo y nunca dejarse caer.

 

Compartir enShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Noticias relacionadas