Persuadiendo a la mamá

arrodillada
Por: Mónica Ospina Gómez
Hace cinco meses Paula Andrea Ruiz está entrenando fútbol, decisión que causó polémica en su casa pues por un lado su mamá se mostró reacia porque temía que su única hija mujer perdiera la feminidad, mientras que su hermano mayor se mostró totalmente de acuerdo con el nuevo proyecto y le expresó su apoyo incondicional.

Paula comprende las razones de Luz Marina, su mamá, porque antes ella practicaba otras disciplinas como porrismo, natación y baloncesto, pero aclara que ser femenina depende de otros elementos y no únicamente del deporte que se elige entrenar.

Antes de este Festival Paula solo era jugadora de campo, pero debido a la lesión en la mano de la arquera titular, el entrenador ha tenido que rotar por el arco a varias de sus compañeras y el turno también le llegó a ella. En su primera experiencia recibió seis goles en contra, pero indica que no descarta en el futuro prepararse mejor para esa posición.

Luz Marina aún no se convence del todo, pero la acompaña a los partidos cuando puede, lo que hace que Paula se siente feliz porque eso ratifica que uno debe hacer lo que le gusta, siempre y cuando se pueda.

Compartir enShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Noticias relacionadas