Sáigama nació para aprender

Para llegar a Pueblo Rico, Yacira González Sáigama y su mamá, Blanca Inés Sáigama, tienen que caminar durante una hora y media, desde la comunidad indígena Bernardino Panchí, de los Embera Chamí.

“Nacimos para aprender” dice Yacira, quien tiene diez años y es la primera vez que participa en el II Festival Babyciclismo EPM, sueña con convertirse en una gran ciclista y llegar al ámbito profesional.

Su hermana Mayerli, de 12 años, fue la primera en la familia que comenzó a entrenar ciclismo. En una ocasión, estaba en el hospital del pueblo por un ataque de asma y fue allí donde conoció al entrenador que la invitó a que comenzara a entrenar cada sábado. Es un deber para estas hermanas asistir todos los fines de semana al entrenamiento, aunque algunas veces llegan tarde a la comunidad y se cansan en el camino, las ganas de pedalear son más fuertes. 

Su madre Blanca Inés, de la Guardia Indígena, no las desampara y siempre viaja con ellas cuando hay competencias. Dice que es importante darle remedios para que los huesos soporten los golpes, por eso mata un animal y les da en la comida los huesitos raspados. 

Lo más admirable de Yacira es que nunca llora ni se queja, aunque se caiga y los golpes sean fuertes. Siempre termina lo que empieza, pues desde siempre ha sido educada para mostrar fortaleza.

Noticias relacionadas

No encontramos artículos relacionados.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.