“Las niñas se ven más lindas jugando Baloncesto”

Fotografía: Donaldo Zuluaga

Por: Maria Camila Sañudo Echandía

Alejada de la violencia y enfocada en los pases, dobles y jugadas, María Isabel Giraldo Salazar, jugadora del equipo Coogranada participa en la edición 14 del Babybaloncesto del Festival de Festivales 2020.

Su mamá Claudia Marcela Salazar Noreña fue la que inspiró a la jugadora a practicar este deporte que ahora es su felicidad y su pasión. Extrovertida, alegre, amorosa y charlatana sobresale en el quinteto que debutó en el Coliseo Mayor Iván de Bedout.

María Isabel, la número 4 del elenco que viste de gris, abrió el marcador del Babybaloncesto 2020, logrando así una de sus 50 canastas propuestas para este festival. De esta manera, recuerda a su mamá Claudia, una madre que le enseñó el amor por el baloncesto, la alejó de la violencia de su pueblo granadino y la misma que una vez le dijo que “las niñas se ven más lindas jugando baloncesto”.

Esas palabras ahora generan sonrisas y las recuerda con cariño, porque gracias a eso es una realidad que esté participando en el certamen infantil más importante del país.

Inder Medellín e Inder Envigado se impusieron en el Baby Baloncesto del Festival de Festivales

Con los títulos para Inder Envigado en la rama masculina e Inder Medellín en la femenina, terminó en el coliseo Iván de Bedout, de la Unidad Deportiva Atanasio Girardot de Medellín, el décimo quinto Baby Baloncesto del Festival de Festivales Martín Emilio ‘Cochise’ Rodríguez 2019.

En los preliminares de la gran final, Tauramena de Casanare se quedó con el tercer lugar femenino tras derrotar al Club Adida por un solo punto en el último segundo del juego. Por su parte el equipo de La Escuela Iván Olivares de Bucaramanga, hizo lo propio y le ganó cómodamente al quinteto de Cariocas de Barbosa en la rama masculina. Ya en la finalísima femenina, Inder Medellín se impuso a Cariocas de Barbosa, para repetir título, y en la definición masculina, Inder Envigado, en vibrante juego, derrotó a Sabaneta Basketball “A” para alzarse con el título de campeón. Resultados: Tercer lugar femenino: Tauramena de Casanare 51 – Adida 50 Tercer Lugar masculino: Escuela Iván Olivares Bucaramanga 72 – Cariocas de Barbosa 53 Primer lugar femenino: Inder Medellín 54 – Cariocas de Barbosa 27 Primer lugar masculino: Inder Envigado masculino 63 – Sabaneta “Basketball A” 62

Cuadros de honor Femenino: Primer lugar: Inder Medellín Segundo lugar: Cariocas de Barbosa Tercer lugar: Tauramena de Casanare Cuarto lugar: Adida

Masculino: Primer lugar: Inder Envigado Segundo lugar: Sabaneta Basketball A Tercer lugar: Escuela Iván Olivares de Bucaramanga Cuarto lugar: Club Cariocas de Barbosa.

Mejor jugadora: Juliana Escobar Orrego – Cariocas de Barbosa Mayor encestadora: Juliana Escobar Orrego – Cariocas de Barbosa 205 puntos Mayor encestadora de tres puntos: Shara Michell Arenas – Tauramena de Casanare- 9 triples Mayor rebotera defensiva: Isabela Ortiz Tamayo – Cariocas de Barbosa – 27 rebotes. Mayor rebotera ofensiva: Mónica Isabel Molano Núñez – 61 rebotes Equipo con mejor juego limpio femenino: Municipio de Ituango Mejor jugador: Enrique Olano Suarez – Inder Envigado Mayor encestador: Misael Elías Lugo Moreno – Escuela Olivares Bucaramanga – 120 triples Mayor encestador de tres puntos: Samuel Arango Giraldo – Inder Medellín – 12 triples Mayor rebotero defensivo: Luis Daniel Benítez Olivero – Cariocas Barbosa – 72 rebotes Mayor rebotero ofensivo: Ian Kingston – Sabaneta – 55 rebotes Equipo con mejor juego limpio masculino: Orito Putumayo Mejor Juez en la rama femenina: Luz Mery Isaza Mejor Juez en la rama masculina: Stivenson Arrubla

Cuatro cuartos para conocer los campeones del BabyBaloncesto


El Coliseo Iván de Bedout este domingo 13 de enero, se viste de fiesta porque se definirán los campeones de la décima tercera versión de Festival Baby Baloncesto en ambas ramas.

Prográmate:

10:00a.m. Tauramena de Casanare vs Adida Femenino

11:45 a.m. Cariocas Barbosa vs Masculino

2:00p.m. Inder Medellín vs Cariocas de Barbosa Femenino

4:00p.m. Sabaneta vs  Envigado Masculino

De una cesta, nacen dos talentos


Por: Valeria Celis

Mariana es introvertida, poco sociable y más callada; en el campo de juego se caracteriza por tener más fuerza que talento, por defender y aportar a su equipo buenas marcaciones. Isabella es más extrovertida, chacotera y carismática, en el juego se destaca en su habilidad por aportar más en ataque.

Su padre, Jorge Valdez, es quien las motivo a iniciar en el mundo deportivo, experimentando desde muy pequeñas diferentes habilidades como natación, patinaje y hasta ballet, pero ninguno de estos les gusto a totalidad, curiosamente ambas se apasionaron por el mismo deporte, el baloncesto. Su padre no logró convencerse de inmediato de que este deporte era el que les daría tantas alegrías como familia, sin embargo ellas recibieron su apoyo e incondicionalidad en hacer lo que aman. Desde entonces, Mariana e Isabella en cada partido, con pitos y vuvucelas, tienen a sus padres desde la tribuna.

La educación en su hogar ha sido la inculcación de cuidarse la una a la otra, no puede haber rivalidades y más al ser almas gemelas, entre calma y marea, ambas se complementan.

Estás dos cómplices de la pelota naranja llevan tres años en el Club Adida, equipos que les dio la oportunidad de aprender en el Festival mucho más de este deporte, al igual que compartir de una misma cesta, como hermanas y amigas en la misma pasión.

 

Los procesos: la única forma de lograr un objetivo


Por: Estefanía Zapata Mardini

Durante todo el año 2018 se prepararon para poder vencer a cada uno de los contrincantes que enfrentaron y obtener así su pase al Festival de Festivales 2019… ellas se visten de uniforme amarillo y representan al Inder Medellín.

Gracias al apoyo del Instituto de Deportes y Recreación de Medellín, hace dos años han venido trabajando en el baloncesto de la mano de su guía, amigo y entrenador, Juan Carlos Posada, quien cuenta que durante todo este tiempo ha planeado su participación en esta versión de la competencia. Juan hace 11 años pertenece a esta institución que le ha dado la oportunidad de participar ya en tres versiones del Babybaloncesto.

“Se ha logrado la unión del equipo a través del tiempo y el trabajo que realizamos en el Inder, que es mucho más en la parte social y afectiva que dedicarnos a lo técnico y táctico, hemos logrado formar una gran familia que le gusta y juega baloncesto” agrega el director técnico.

Este grupo de jugadoras, toda oriundas de la ciudad de Medellín, hasta la fecha y durante todo el año 2018, tuvieron una carga de 111 partidos jugados, de los cuales solamente han perdido 15 juegos, demostrando que los procesos son el mejor medio para lograr un objetivo, venciendo a equipos aun superiores a ellas mismas.

“Marcar es mi mejor posición”


Por: Valeria Celis
Fotografía por: Andrés Henao

“Mi primer Festival es para aprender”, dice Jerónimo Castillo, quien vive su primer Festival de Babybaloncesto con el equipo Pumas de Antioquia. Este envigadeño de 12 años ya tiene su mente clara en cuanto a su futuro profesional. El deporte de la pelota naranja que le regala alegrías también lo centra, su ideal profesional como basquetbolista no está en llegar a las ‘gran carpa’, considera que es algo que a lo largo del tiempo exige mucho tiempo y su propósito está en convertirse en un profesional en biología marina.

En su equipo Jerónimo se destaca por ser un buen marcador, su entrenador confía plenamente en él para atacar en una buena jugada. El poco tiempo que lleva en el club y la experiencia de su primer Festival, harán que Jerónimo adquiera mucha más pasión por este deporte que hasta ahora comienza a disfrutar.

La gallardía del Festival no está en la experiencia de los años que se lleve, pues la oportunidad de vivirlo está en tan solo aprender. Jerónimo lleva tan solo 6 meses en el Club Pumas de Antioquia y con grandes expectativas en el campeonato espera por este equipo, al igual que por el sinnúmero de anotaciones que pueda alcanzar.

Una fiesta antes de empezar


Por: Valeria Celis

Con una fiesta es como las seleccionadas de Sabaneta Basketball llegan al coliseo Iván de Bedout. Su calentamiento es transformado en alegría y baile para cada una de ellas, pues es ahí donde le encuentran sentido a cada partido.

Entre gritos y coreografías disfrutan este campeonato que hasta ahora comienza y donde esperan seguir trayendo alegría y originalidad a cada encuentro. La imaginación de cada integrante en el juego asombra al espectador, pues el quinteto antioqueño tras cada punto anotado, también celebra de la mejor manera. Su entrenador es quien las anima de manera positiva tras cada competencia.

Sabaneta Basketball obtuvo su primer triunfo en el Festival; puede ser gracias a su baile, su energía o hasta su positivismo, de lo que no hay duda es que son competidoras que exaltan este deporte no solo con buenos resultados, sino también con el demostrar pasión y amor por lo que se hace.

Se espera que, en el inicio de este festival, este equipo contagie de su alegría a todos los demás. El Iván de Bedout no solo trae grandes estrellas a jugar, sino también equipos que ya son familias.  La clave está en disfrutar y no en querer solo ganar.

La hija de Michael Jordan


Por: Estefanía Zapata Mardini

El porte de 1.80 metros de estatura hace que Alejandra García Murillo, participante del Babybaloncesto, resalte sobre las demás contrincantes en el campo de juego. A lo largo de su vida ha participado en diferentes equipos de baloncesto, los cuales han hecho que la deportista pueda conocer más a fondo el deporte de la pelota naranja. Sin embargo, su padre es la persona que ha estado al pie del cañón, motivándola para continuar con su carrera deportiva.

Alejandra es reconocida en su colegio por su estatura, sus compañeros la distinguen como ella lo menciona entre risas como “la hija de Michael Jordan”, frase que le agrada pues este es un personaje motivador para los basquetbolistas a nivel mundial.

Esta pequeña promesa del baloncesto desde ya sueña con estudiar su carrera universitaria gracias al deporte que la ha estado acompañando durante 3 años y que cada día la va enamorando más. Considera que el baloncesto es un medio para poder alcanzar sus logros profesionales y porque no, llegar a la WNBA, máxima competencia del baloncesto internacional.

El baloncesto: compañero de toda una vida


Por: Estefanía Zapata Mardini
Fotografía por: Andrés Ángel

Mientras se escucha la emoción desde la tribuna del Coliseo Iván de Bedout, se ve desde lo lejos a la deportista Ana Sofía López Serrato, quien lucha por convertir canastas y sumar puntos para su equipo Cachacas de Bogotá, quienes por primera vez participan en el Festival de Festivales.

Ella, bogotana, tiene 13 años, ya desde su temprana edad lo tiene claro: el baloncesto es el deporte de su vida pues desde muy pequeña su mamá, la gran Ángela Serrato, quien perteneció a la Selección Colombia en el pasado, ha sido su conductora y guía para enamorarse de este bonito deporte.

Aunque su Club Cachacas de Bogotá es muy nuevo y apenas está entrado en el mundo de la cesta, Ana viste la camiseta con orgullo y emocionada insiste en que este deporte será su compañero fiel toda su vida y sus planes a futuro son poder jugar en un equipo universitario, mientras se prepara para ser una gran arquitecta.

Por el momento, la deportista disfruta el Festival de Festivales con gran alegría y convencida de que su equipo llegará a la fase final del torneo de Babybaloncesto que organiza la Corporación Los Paisitas.

¡Michael sabe para dónde va!


Por: Estefanía Zapata Mardini

Un partido de la NBA fue el culpable para que Michael pudiera conocer el baloncesto, deporte que ha cambiado su vida hace más de tres años. Así lo cuenta el oriundo del Valle del Cauca, quien a sus trece años representa al Club Pollitos de Chocó en el Festival de Festivales 2019.

Su historia comenzó con el apoyo de su madre Sandra Milena Ortiz, quien ha sido incondicional desde que Michael Palacio Ortiz tuvo una pelota de baloncesto en sus manos. Cuenta con gran emoción que a pesar de su situación económica, el pequeño ha tenido la oportunidad de participar en diferentes competencias a nivel nacional, demostrando su talento para jugar el deporte de la pelota naranja.

Los 1.75 metros de estatura evidencian las grandes oportunidades que tiene Michael para seguir trabajando por su carrera deportiva. Su principal expectativa en esta versión del Festival de Babybaloncesto es llevarse la estatuilla de mejor jugador de la competencia.

Así, Michael quiere seguir escalando logros para obtener una estabilidad tanto deportiva como económica y así poder sacar a su madre adelante y poderle recompensar toda la ayuda brindada durante todo este tiempo.