Un equipo inclusivo

Fotografía: Sara Isabel Chacón Arroyave

Por: Sara Isabel Chacón Arroyave

 

Erika Yulieth López Taborda entrena con el club Esparta cada ocho días y conoció su gusto por el tenis de mesa hace seis meses cuando vio entrenando a su hermano mayor.

Esta pequeña de 11 años, quien ama los deportes y le gusta correr, nació con una dificultad auditiva que no ha sido un impedimento para entrenar con sus compañeros, pues gracias a un proceso de inclusión social que ha hecho el club, crearon un programa donde les dan clases de lenguaje de señas a sus pequeños con el fin de que Erika se sienta importante así no los escuche: “Para ella es un crecimiento, es verla hacer lo que niños y niñas oyentes pueden hacer” afirma Johana Taborda, madre de la niña.

Ella se ha destacado en el Babytenis de mesa por su buen juego y excelente compañerismo. Cuando termina la ronda de partidos les enseña a sus contrincantes como despedirse en lenguaje de señas, en esta que es su primera incursión en el Festival.

Comparte el mismo gusto del tenis de mesa con su hermano quien también es sordo, entrenan y juegan juntos. Erika quiere destacarse en el deporte antioqueño, demostrando que a pesar de su discapacidad tiene habilidades en el juego por su compañerismo y sus técnicas en el tenis de mesa.

Compartir enShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Noticias relacionadas