Un vínculo que va más allá de las canchas

Fotografía: Luis Benavides

Por: Mateo Arroyave Díaz

 

“Hermanos de diferentes madres”, es uno de los dichos más escuchados en la época actual, pero, ¿qué tal si planteamos la frase enfocándola en una relación madre-hija?, Ah, y con el agregado especial de que todo se dio gracias a la pelota naranja que, cuando tiene contacto con la red, genera miles de emociones en los amantes del deporte de los crossovers, mates y robos.

Geraldine Torres, entrenadora del Club Alfa, y Sara Valencia, capitana del equipo, protagonizan una historia que va más allá de los partidos y entrenamientos. Todo comenzó hace cinco años cuando la mente creadora de las estrategias daba clases de baloncesto en la Escuela Antonia Santos, ubicada en el barrio Boston de Medellín. Allí, un día, la base del conjunto antioqueño vio a Geraldine con un uniforme del Inder Medellín, y esto, combinado a su amor por el deporte, la llevó a acercarse a quien ahora considera como una segunda madre.

Desde su primer entrenamiento en el semillero, Sara siempre quiso destacarse entre las demás jugadoras, actitud que la llevó ser considerada actualmente como la mejor jugadora de su plantilla. El tiempo fue transcurriendo y el amor por la pelota naranja llevó a que el prospecto de 13 años de edad fuese la mano derecha de Geraldine en todo el proceso de creación del equipo, que logró ubicarse en el selecto grupo de los ocho mejores equipos de la edición 16 del Baby Baloncesto.

“También, además de verla como una autoridad, la veo como mi mejor amiga en todos los aspectos”, declaró Sara mientras con orgullo miraba a su entrenadora; “Ella es mi niña, ella es mi hija, yo la quiero mucho”, fueron las palabras dichas de inmediato por Geraldine, que de manera notoria le cambió el tono de su voz, al momento de expresarle nuevamente a su pupila todo el cariño que siente por ella.

Su participación en el Festival de Festivales es apenas el comienzo de un camino formativo, tanto en lo deportivo como en lo personal, que quieren transcurrir juntas, y el cual empezaron a recorrer estando más que seguras de que la bonita relación que se creó gracias al baloncesto, perdurará por siempre en sus memorias y corazones.

 

Compartir enShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Noticias relacionadas