Una historia mágica en fútbol y atletismo

Fotografía: Donaldo Zuluaga

Por: Manuel Osorio Villa

 

 

No es el día de Halloween, ni va disfrazado a disputar las competencias, pero al mejor estilo de los superhéroes o personajes de series de ficción, Yeiner Romero Pino, está protagonizando un capítulo aparte en el Festival de Festivales.

El amor por el deporte nació gracias a su padre, Jeiner Romero Zapata, quien jugó en las inferiores de Atlético Nacional y Millonarios, y también practicó el atletismo.

Yeiner tiene 11 años, nació en Bogotá el 25 de enero de 2008, por los días que su papá probaba suerte en el equipo embajador de la capital del país. Sus padres son chocoanos, pero lleva 10 años viviendo en Medellín. Un niño extrovertido, muy ansioso y con un carácter fuerte; quien es además el encargado de liderar los calentamientos en su equipo, antes de cada carrera.

Nos llevamos una grata sorpresa al observar que el mismo niño que estaba realizando su calentamiento en la pista de atletismo Alfonso Galvis. Jugó la noche anterior con Belén Fátima con la camiseta 10 en su espalda: el jugador rápido, creativo con traje de mago, el que filtró una bola que se convirtió en pase gol en el partido del Babyfútbol ante Juan Pablo ll, para redondear una goleada 3-0, en donde él fue el protagonista aparte, de una historia mágica en fútbol y ahora en atletismo.

Ya en la pista con el número 022 en su pecho, representando su equipo Inder Medellín del Babyatletismo, corriendo en las diferentes competencias de los 60, 150, 600 metros planos y los relevos por equipos, gracias a su gran velocidad y astucia para manejar el ritmo de las carreras, se colgó tres medallas de oro en la tarde, haciéndole honor a sus comparaciones con superhéroes y a los cuentos llenos de hipérbole, que solo se ven en personajes de las películas de fantasía.

Compartir enShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Noticias relacionadas