Vadim, corazón colombiano y sangre de tenista

Historia4_Tenisdecampo_web

Por Daniela Areiza Areiza

Con padres bielorrusos, nacido en Guatemala y una personalidad única, así es Vadim Yefremov, uno de los participantes del 1° Festival de Babytenis de Campo. Su papá, Aleksey Yefremov, es entrenador de tenis de mesa y por su trabajo ha tenido que recorrer varios países del mundo con su familia. Ahora está en Colombia, donde ha vivido por más cuatro años.

Bielorrusia, Guatemala, Grecia, Egipto, India y Rusia, son algunos países en los que se ha instalado este tenista de 9 años. No duda en decir que su favorito ha sido Colombia por el clima y las personas amables. No olvida que cuando llegó, lo más difícil fue aprender el idioma, pero el carisma y la paciencia de sus profesores hicieron de su llegada al país algo más ameno.

Vadim es un niño muy enérgico, entre las inmediaciones de la Unidad Tenística Carlos J. Echavarría es al único al que se le escucha celebrar con euforia cada punto que consigue: “¡40 puntos, vamos!”, celebra y cuenta sus puntos, a pesar de tener un juez atento a las incidencias del partido.

Su gusto por el tenis comenzó en Colombia gracias a su hermanita menor, también jugadora, Eugenia Yefremova, que con su español recién aprendido y su acento bielorruso muy marcado dijo: “Yo veía el tenis en la televisión y me gustaba mucho porque pensé que era fácil, cuando empecé a entrenar me di cuenta de que no era así, era un poco más difícil, pero igual me gusta mucho”.

Al ver que su hermana se dedicaba tanto a ese deporte, Vadim quiso seguirle los pasos y posteriormente ayudarla. Hoy representa al Semillero Infantil de la Liga (Club ATC) y sin pensarlo dos veces dice que quiere ser el ganador de este 1° Festival de Babytenis de Campo.

Noticias relacionadas