El dulce deleite en la Marte #1

Fotografía: Mateo Arroyave Díaz

Por: Mateo Arroyave Díaz

 

Presenciar una buena jornada de fútbol mientras se llena de sabor al paladar es la combinación perfecta para los fanáticos del balompié. ¿Qué sería del Festival de Festivales sin los puestos de comida? Sin duda, ellos también forman parte de la fiesta deportiva. Jorge Zapata es historia pura del Babyfútbol, pues desde hace ya 15 años vende obleas en los puestos ubicados en la entrada de la Cancha Marte #1.

El poder estar presente en el Festival es una oportunidad que Jorge considera como una bendición, pues aparte de ver la felicidad de las personas al consumir su producto, los ingresos económicos que genera durante las dos semanas de competencia lo llenan de sonrisas y tranquilidad, y de paso a su esposa y cuatro hijas, ya que estos llegan como sostenimiento directo para el hogar y los utensilios académicos necesarios para el estudio de sus niñas.

“Gracias a Dios tengo este trabajo hace muchos años. Le agradezco al Festival por permitirme estar desde hace tantas temporadas, porque esta oportunidad me ha dado para comer y me ha ayudado a levantar a mis hijas”, declaró Jorge acerca de su largo recorrido laboral en la Marte #1.

Así, el protagonista de esta historia ya es reconocido por los fieles seguidores del Babyfútbol, pues desde el 2007 siempre ha estado presente en los primeros días de enero, vibrando también con las emociones del certamen, pero de una manera diferente, todo esto mientras espera el arranque del fútbol profesional en el Atanasio Girardot, lugar en el que hace 17 años ofrece sus servicios en la tribuna oriental.

Corporación Deportiva Los Paisitas, deporte con sentido social.

Compartir enShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Noticias relacionadas