Fútbol sí, pero arco no

fliasaldarriaga
Por: Mónica Ospina Gómez
Isabella sabe que tiene habilidades para ser portera, pero prefiere buscar en el fútbol otras posiciones para jugar que no impliquen cargar toda la responsabilidad cuando los resultados no sean positivos, pues cree que las personas siempre culpan a los porteros y a los defensas cuando pierden.

Sobre este asunto, la jugadora número 17 de Selección Bello agrega que en ocasiones hay que poner de lado las preferencias personales por el bien del equipo y por eso aceptó ser arquera en la primera fecha del Preselectivo Femenino del Festival Ponyfútbol porque la titular estaba de vacaciones y no alcanzó a llegar.

Es hija de Andrés Saladarriaga, ex arquero profesional y campeón del Ponyfútbol con Calasanz, de quien escucha con atención indicaciones útiles al momento de jugar, como controlar la pelota, mirar y levantar la cabeza, pero en la práctica estas sencillas premisas se convierten en un reto, explica la jugadora que en pocos meses cumplirá once años, y quien ha decidido que al arco no quiere regresar aunque a su padre le guste verla allí.

Cuando Andrés está en la tribuna Isabella siente la buena energía y eso la llena de confianza porque sabe que cuenta con el apoyo incondicional de sus padres. Le gusta ser hija única, pero también a veces quisiera tener un hermano para compartir con él y cuidarlo, pues en ese caso, ella sería la mayor.

Compartir enShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Noticias relacionadas