La vida entre la raqueta y los pinceles

Fotografía: Donaldo Zuluaga

Por: Juan Esteban Monsalve

 

Cuando la inspiración se apodera de un artista, no hay ningún límite para él. Así es Juan Alejandro Vélez Sánchez, un joven tenista que hace de su juego un arte. Pero este pequeño talento no solo expone sus capacidades dentro de la cancha con su raqueta, también se destaca por plasmar su creatividad en las telas y en las hojas de papel.

La dedicación lo llevó a empezar a dibujar desde muy temprana edad y fue así como nació esa vena artística que lleva consigo para toda la vida. “Tengo un maestro que va por todo Itagüí y él me enseñó a pintar en acuarela y a hacer esculturas. Aprendí mucho de él porque fue muy buen profesor”, dice Juan Alejandro.

Comenzó a jugar al tenis de campo a los cinco años de edad y su sueño es poder llegar a los grandes escenarios del deporte blanco, así como lo hizo su ídolo, Rafael Nadal. Sobre su participación en el Baby Tenis de Campo, este joven tenista afirma que “el festival es un buen reto, si llego a ganar sería algo muy preciado para mí, pero mi entrenador me pide que me divierta”.

Con la pasión que caracteriza a los campeones, Juan Alejandro siempre se esfuerza por continuar aprendiendo y mejorando como deportista, pero a su vez, alimenta a diario la creatividad con las obras que produce. Si algo es seguro, es que cada servicio y cada recepción que lanza este oriundo del sur del Valle de Aburrá desborda una gama de colores y, con ella, ofrece alegría a todos los asistentes al complejo Carlos J. Echavarría.

*. Historia de vida Indeportes Antioquia

Compartir enShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Noticias relacionadas