Los Bermúdez vinieron a dejar su apellido en alto

Fotografía: Manuel ‘El Chino’ Quintero

Por: Jorge Andrés Zuluaga Zuluaga

 

Luego de 16 horas de viaje desde el municipio caucano de Patía, llegaron a Medellín padre e hijo a disfrutar y participar de esta fiesta multideportiva. Óscar Bermúdez, el pequeño futbolista de 12 años de edad, siempre ha sido dirigido por su padre, Carlos, y esta vez no podía ser la excepción.

Óscar lleva la número 6 del equipo Alcaldía de Patía. Es un jugador que sobresale por su juego aéreo, su técnica, su tranquilidad con el balón y sus 167 centímetros de estatura. Desde la raya y desde el hogar, su padre está ahí para que él pueda dar lo mejor de sí mismo: “Hay que exigirle en la casa y en el campo de juego”, comenta Carlos.

Aunque estos dos roles no son fáciles de sobrellevar simultáneamente, el entrenador sabe diferenciarlos y no antepone a su hijo sobre los otros jugadores. “Él es uno más del grupo”, explica, por eso sus cualidades lo han llevado al lugar en donde está hoy. Dos elencos importantes como Ciclones de Cali y Deportivo Pasto quieren contar con él para que haga parte a sus divisiones menores.

La polifuncionalidad es otra de sus virtudes. Óscar puede jugar de defensa central, volante de contención o volante de creación, esta última es la que más disfruta porque su padre jugaba de “10” en sus años mozos futbolísticos y siempre ha sido una inspiración para él.

Compartir en familia los logros y momentos gratificantes que te da la vida son únicos, pero vivirlos en carne propia no tiene comparación.

 

Compartir enShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Noticias relacionadas