Maturana: el odontólogo que dejó de arreglar sonrisas para motivarlas

Por: Yuliana Suaza

 

De niños, nuestros padres nos relataban historias de fantasía y realismo. A los futboleros les tocó deleitarse con crónicas de un personaje real que convertía esa fantasía en estrategia. Francisco Maturana, es el ADN del fútbol colombiano. Sus raíces están sembradas en la grama de la cancha Marte 1. El sábado 15 de enero, el fruto pródigo de esas raíces, volverá a su hogar. Maturana, regresará a dirigir en la cancha en la cual ganó la primera edición del Babyfútbol.

Los padres que se han encargado de que sus hijos no olviden la leyenda de “Pacho”, tendrán la oportunidad de ver al maestro en acción en compañía de sus hijos. En el primer Babyfútbol, en 1985, dirigió al elenco de La Floresta. Nadie se imaginaba que allí, la estrella principal no sería un jugador, sino, aquel hombre de 37 años que pacientemente dirigía a sus niños y, 4 años después, conseguía el máximo galardón del fútbol colombiano al ganar, por primera vez, una Copa Libertadores para el país.

En un país donde la melancolía y el sosiego ha marcado la historia, Maturana logró hacer vibrar a una hinchada que creyó en su identidad futbolística. Este profesional en odontología, dejó de arreglar sonrisas para empezar a motivarlas. La serenidad fue su mayor aliado, sus frases eran melodía, quizás por eso, sus equipos parecían una orquesta sinfónica: los once jugadores seguían fielmente las instrucciones de su director para, finalmente, escuchar la ovación del público.

4:30 p.m. es la hora de la cita con el maestro del fútbol en Colombia. El compromiso será entre la Selección de Los Paisitas contra una Senior Master, dos equipos que estarán conformados por jugadores que han marcado historia en el Babyfútbol, un instante para recordar, vivir y rendirle un cálido homenaje al hombre que puso a sonar el nombre de Colombia en el contexto futbolístico mundial.

Compartir enShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Noticias relacionadas