Los goles: el sello distintivo de Leonardo

Fotografía: Manuel «El Chino» Quintero

Por: Juan Pablo Torres Román

 

Leonardo Vides Castro nació en el municipio de Caucasia. Su padre lo quería ingresar a una escuela de fútbol al principio, pero él no estaba muy convencido de practicar este deporte ya que no se sentía bien. A la edad de 8 años lo volvió a intentar entrenando en una escuela de su municipio. A partir de ahí su historia con el balón cambió significativamente.

Su talento lo llevó a ser parte de la Selección Caucasia y venir por primera vez a jugar en la cancha Marte N. 1, donde fue una de las figuras destacadas. La vida le dio oportunidades y entró a formar parte del equipo de Belén La Nubia, de la capital de la montaña.

En la fase selectiva previa al Babyfútbol Colanta masculino, con su nuevo equipo, Leonardo marco 38 goles en 16 juegos, ayudando a que fuera el único onceno que logró ganar los 9 compromisos de esta fase.

En su debut en la fase final de este año, cuando apenas transcurría un minuto de juego, Vides marco el primer tanto para su equipo Belén La Nubia, mostrando que sus condiciones siguen intactas y que hay goleador para rato en el Festival.

“Sueño con ser muy grande, en el judo y el patinaje”

Fotografía: Luis Benavídez

 

Por: Yeison Velásquez Hernández

Los primeros patines que Mateo Salazar Arias recibió en su vida fueron producto de un rechazo de su prima, quien jamás quiso usarlos. Él tenía 6 años y los encontró en la sala de su casa. Nunca sintió miedo de caerse y, sin maestro alguno, aprendió a dominarlos en las calles del barrio Manrique de la ciudad de Medellín.

A partir de aquel momento, muchas fueron las carreras que disputó Mateo. “Él es un niño muy fuerte mentalmente, talentoso y sobre todo atrevido. Quiere ganar todas las competencias que disputa y creo que es gracias al atrevimiento que tiene”, dice Jáder Orlas, su entrenador en las Escuelas Populares del Deporte.

Ese arrojo, del que habla su entrenador, lo llevó más allá de las pistas y a enamorarse de otro deporte, el judo. “Un día, luego de mis prácticas de patinaje, estaba con uno de mis mejores amigos y me dijo que debía ir a entrenar judo. Yo nunca había escuchado de ese deporte, pero me fui a verlo entrenar y me gustó mucho. Sentí una gran emoción cuando veía los combates y decidí empezar a practicarlo”, recuerda Mateo,  que hace poco se coronó campeón de los Juegos Departamentales como judoca y actualmente compite en el Babypatinaje y representa al equipo del Inder de Medellín.