La familia y las cuatro ruedas: el mejor soporte para los sueños

8 enero, 2023

Con sus padres en la tribuna, Daralin es imparable en la pista. Siempre es beneficioso tener una motivación extra.

Foto Donaldo Zuluaga

Por Sebastián Arboleda Rodríguez

Daralin Sofía tiene sus objetivos muy claros: quiere ganar en el Babypatinaje Indeportes Antioquia y ser motivo de orgullo para su familia, que afirma ser su gran apoyo. Con tan solo 9 años, la joven patinadora tiene definido lo que le apasiona y lucha todos los días para cumplir sus metas, entrena desde los 3 años y, hasta el día de hoy, no le ha perdido el gusto a su pasatiempo favorito.

Su vida cotidiana se basa en estudiar en el colegio Rafael J. Mejía, que queda por su lugar de vivienda en el barrio 12 de Octubre, cumplir con sus deberes como alumna para después ir a hacer lo que realmente ama, entrenar patinaje en el Patinódromo Guillermo León Botero. Su familia ha sido fundamental en esto, pues de hecho, su mamá le sugirió entrenar y la ingresó desde temprana edad para intentar mejorar sus habilidades.

Su madre ahora está pensionada, mientras que su papá es un hombre dedicado a la construcción. No obstante, siempre tiene tiempo para disfrutar del talento de su pequeña. Su presencia en las tribunas supone una motivación extra para que Sofía potencie sus condiciones en la competencia. En la primera ronda de reacciones en equipo representó a Emvarias y tuvo una destacada actuación individual pese a que su club no clasificó.

Más allá de la competencia, Daralin puede estar tranquila con sus habilidades en este deporte, ya que a su corta edad ha podido disputar grandes competiciones. Además de eso, su familia es un propulsor ideal para cumplir su objetivo principal: ser patinadora profesional y poder desempeñarse de la mejor manera en su deporte, estando siempre de la mano de sus padres y su hermano.