De policía a entrenador


Para Danilo Montoya Álvarez, entrenador del equipo que representa al municipio de Santo Domingo, participar en el XI Festival de Ponybaloncesto significa darles a las niñas una formación íntegra basada en los valores y principios que solo el deporte, puede dar a estas pequeñas deportistas.

Montoya, quien es pensionado de la Policía Nacional, perdió su brazo izquierdo durante un ataque de la guerrilla hace 27 años. Sin embargo, su determinación y carácter se fortaleció, convirtiéndolo en un apasionado técnico que encontró en el baloncesto, la oportunidad perfecta para aportar su grano de arena para la formación de un país mejor.

“El trabajo de nosotros como entrenadores, está enfocado en ayudar a proyectar en las niñas una formación en valores y principios como deportistas. A la vez, se promueve la disciplina, el esfuerzo y la dedicación como base, a partir del cual, ellas puedan ser grandes profesionales”. Puntualizó el entrenador.

Este licenciado en Educación Física, asegura que el aporte más importante que le dejó sus años en la milicia, fue la disciplina y el respeto por las personas, aportes que él mismo transmite a sus pupilas para que ellas mismas, sean gestoras de convivencia en los lugares donde desarrollen sus vidas.

Noticias relacionadas

No encontramos artículos relacionados.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.