El mango nunca se pierde el Festival

Fotografía: Luis Benavides

Por: Mateo Arroyave Díaz

 

Alfonso Bolívar lleva aproximadamente once ediciones asistiendo sin falta a la fiesta deportiva para niños más importante del país. A diferencia de los equipos y los fanáticos, el dueño del único puesto de mangos en la Cancha Marte #1 vive las emociones del Babyfútbol de una manera diferente: llenando de sabor el paladar de los asistentes.

La reactivación económica a raíz de la pandemia del Covid-19 es algo que sigue presentándose a nivel mundial, y mucho más en aquellos que trabajan directamente en los escenarios deportivos. Súmele a esto la ausencia de competencia en el Atanasio Girardot, la cual llevó a que Alfonso no pudiera desempeñar su labor durante el mes de diciembre, siendo el regreso del Festival de Festivales la oportunidad ideal para generar ingresos nuevamente.

Al lado de su esposa Nancy Marín, y de Martín Cavia, compañero que contrató para apoyarlos en el negocio durante las dos semanas de arduo trabajo, Alfonso está feliz por ver de nuevo con aforo completo al escenario deportivo que ha acogido la mayoría de las ediciones del Babyfútbol: “Esto es muy bueno porque estar acá nos da buen resultado a nosotros. El manguito se vende mucho y tengo mucho por agradecer, nos ha ido bien gracias a Dios”, afirmó el protagonista de 62 años que también desempeña su labor en los partidos del fútbol profesional colombiano.

A Alfonso no solo lo reconocen los fieles asistentes al Baby año tras año, sino también los hinchas verdes y rojos en la tribuna occidental del “Coloso de la 74”, un lugar que hace 25 años le abrió las puertas para que, durante los 90 minutos de pasión y emoción, los hinchas paisas puedan disfrutar del mango en sus diferentes presentaciones.

Corporación Deportiva Los Paisitas, deporte con sentido social.

 

Compartir enShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Noticias relacionadas