Paulina prefirió el judogi

Fotografía: Luis Benavides Puché

Por: Karina Arango Carbonó

 

A la edad de 11 años Paulina Betancour Palacio, deportista del Club Fundadores, decidió bajarse de los patines para ser una judoca de tiempo completo y para ella, un año ha sido suficiente para destacarse en esta disciplina que eligió como su deporte favorito.

“Mi papá, Juan Carlos Betancour, me invitó a practicar judo porque él fue Selección Antioquia y Colombia y quiso motivarme a mí para seguir su camino”, cuenta Paulina. Además, esta judoca de 12 años se considera una jugadora muy fuerte, le gusta ser muy agresiva y a eso se debe su éxito en el judo que hace parte del Festival de Festivales.

Desde que era más pequeña Paulina también solía ser patinadora pero no abandona este deporte del todo, ya que lo practica en sus ratos libres. La deportista asegura a su vez que “en las competencias soy muy buena, desde que empecé el Babyjudo me ha ido muy bien por la fuerza y la resistencia que tengo, eso es en parte gracias al patinaje” sostiene.

En el Club Fundadores esta judoca tiene muchos amigos, se divierte y hace lo que le apasiona. “Todos me quieren mucho y siempre me están felicitando por mis logros. Me gustaría avanzar mucho y vestir el cinturón marrón” resalta Paulina.

Su entrenador, Roberto Rahamut, con tono orgulloso hace hincapié en que “Paulina tiene un biotipo muy bueno para proyectarla a futuro si mantiene la continuidad. Los entrenamientos requieren de mucho tiempo y dedicación y ella es muy juiciosa, además es buena compañera de equipo muy sociable”.

Compartir enShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Noticias relacionadas