Tomás heredó la pasión de su padre

Historia9_voleibol_web

Por Natalia Cardona

Para Tomás Vélez, el pasador del equipo de San Ignacio que participa en el 10° Festival Ponyvoleibol, no hay persona más importante en el mundo que su padre y entrenador Carlos Vélez, del que no sólo heredó un gran parecido físico sino también la pasión por el voleibol. El dúo afirma tener una excelente relación tanto en el hogar como en el campo de juego.

Tomás dice que es muy importante escuchar la opinión de su padre antes y después de los partidos porque le da buenos consejos y lo ayuda a concentrarse, y es que Carlos Vélez es una gran figura en el Voleibol Antioqueño. En su juventud hizo parte de la Selección Antioquia de Voleibol y Voleiplaya, y en la actualidad se desempeña como entrenador de la Selección Antioquia de Voleibol Femenino.

“Un niño maravilloso, inteligente, cariñoso, serio y comprometido”, estas son las palabras que pronuncia con orgullo Carlos cuando se le pregunta por su hijo, y Tomás les hace honor siendo un estudiante ejemplar y un deportista responsable y disciplinado. El padre afirma que no quisiera defraudar nunca a su hijo y Tomás sueña con llenar de triunfos y satisfacción al hombre que le dio la vida.

Noticias relacionadas