Este fin de semana será la apertura del Preselectivo Medellín Babyfútbol Colanta 2022-2023

https://festivaldefestivales.com/wp-content/uploads/2022/06/este-fin-de-semana-sera-la-apertura-del-preselectivo-medellin-babyfutbol-colanta-2022-2023-1.jpeg

Luego de la entrega de uniformes, la Corporación Deportiva Los Paisitas, Deporte con Sentido Social, realizará el acto de inauguración del Preselectivo Medellín Babyfútbol Colanta 2022-2023. Este sábado 11 de junio, la Unidad Deportiva de Belén recibirá entre sonrisas y alegría la fiesta del balompié infantil.

Desde las 9:00 a. m. iniciará el acto protocolario, que comprende el desfile y presentación de los 120 equipos de diferentes barrios de Medellín, que conforman 15 grupos, y que tienen como objetivo llegar a la gran final del Babyfútbol en enero de 2023.

El acto de inauguración y desfile de los elencos medellinenses contará con la presencia de representantes de Colanta, marca y patrocinio oficial del Babyfútbol. Igualmente, los niños lucirán los uniformes de JMG Deportes y Dotación, empresa que confeccionó la piel de los deportistas. A la fiesta de la apertura del Preselectivo están invitados las principales autoridades de Indeportes Antioquia e Inder Alcaldía de Medellín.

Este sábado también inician los zonales departamentales en Andes

Entre el 11 y el 17 de junio, el Babyfútbol Colanta se tomará el Suroeste antioqueño. El Auditorio del Colegio San Juan de los Andes acogerá la presentación, el lanzamiento y el sorteo desde la 1:00 p. m. Mientras que el estadio del municipio será la sede de los partidos que se jugarán durante toda la semana y que inician este mismo día a las 5:00 p. m.

La fiesta clasificatoria del Babyfútbol se extiende por estos días también a nivel nacional con el desarrollo del zonal de Bogotá, que inicia el próximo miércoles 15 de junio.

Desde el viernes, 10 de junio, en la Corporación Deportiva Los Paisitas, ubicada en el módulo norte del Estadio Atanasio Girardot, se puede conseguir el balón oficial del Babyfútbol Colanta, por un valor de $55.000.

Inder Medellín e Inder Envigado se impusieron en el Baby Baloncesto del Festival de Festivales

Con los títulos para Inder Envigado en la rama masculina e Inder Medellín en la femenina, terminó en el coliseo Iván de Bedout, de la Unidad Deportiva Atanasio Girardot de Medellín, el décimo quinto Baby Baloncesto del Festival de Festivales Martín Emilio ‘Cochise’ Rodríguez 2019.

En los preliminares de la gran final, Tauramena de Casanare se quedó con el tercer lugar femenino tras derrotar al Club Adida por un solo punto en el último segundo del juego. Por su parte el equipo de La Escuela Iván Olivares de Bucaramanga, hizo lo propio y le ganó cómodamente al quinteto de Cariocas de Barbosa en la rama masculina. Ya en la finalísima femenina, Inder Medellín se impuso a Cariocas de Barbosa, para repetir título, y en la definición masculina, Inder Envigado, en vibrante juego, derrotó a Sabaneta Basketball “A” para alzarse con el título de campeón. Resultados: Tercer lugar femenino: Tauramena de Casanare 51 – Adida 50 Tercer Lugar masculino: Escuela Iván Olivares Bucaramanga 72 – Cariocas de Barbosa 53 Primer lugar femenino: Inder Medellín 54 – Cariocas de Barbosa 27 Primer lugar masculino: Inder Envigado masculino 63 – Sabaneta “Basketball A” 62

Cuadros de honor Femenino: Primer lugar: Inder Medellín Segundo lugar: Cariocas de Barbosa Tercer lugar: Tauramena de Casanare Cuarto lugar: Adida

Masculino: Primer lugar: Inder Envigado Segundo lugar: Sabaneta Basketball A Tercer lugar: Escuela Iván Olivares de Bucaramanga Cuarto lugar: Club Cariocas de Barbosa.

Mejor jugadora: Juliana Escobar Orrego – Cariocas de Barbosa Mayor encestadora: Juliana Escobar Orrego – Cariocas de Barbosa 205 puntos Mayor encestadora de tres puntos: Shara Michell Arenas – Tauramena de Casanare- 9 triples Mayor rebotera defensiva: Isabela Ortiz Tamayo – Cariocas de Barbosa – 27 rebotes. Mayor rebotera ofensiva: Mónica Isabel Molano Núñez – 61 rebotes Equipo con mejor juego limpio femenino: Municipio de Ituango Mejor jugador: Enrique Olano Suarez – Inder Envigado Mayor encestador: Misael Elías Lugo Moreno – Escuela Olivares Bucaramanga – 120 triples Mayor encestador de tres puntos: Samuel Arango Giraldo – Inder Medellín – 12 triples Mayor rebotero defensivo: Luis Daniel Benítez Olivero – Cariocas Barbosa – 72 rebotes Mayor rebotero ofensivo: Ian Kingston – Sabaneta – 55 rebotes Equipo con mejor juego limpio masculino: Orito Putumayo Mejor Juez en la rama femenina: Luz Mery Isaza Mejor Juez en la rama masculina: Stivenson Arrubla

Un gomoso del porrismo


Por: Juliana Sosa Góngora

“Le gusta aprender las acrobacias, dice que va a hacer todas las vueltas como los grandes y a mis amigos les pide que le enseñen. Este muchacho es demasiado popular, le encanta que lo miren, que lo aplaudan, que le tomen fotos y estar en escena”… Así describe Angélica Ríos a Dylan Cano.

A madre e hijo los une la pasión y la compartirán en el Festival de Babyporrismo, en el que ella será instructora y él participante con el Club Medellín All Stars. El pequeño llama la atención por donde pasa por su tamaño, el orgullo con el que porta el uniforme y el entusiasmo que nunca le falta.

“Siempre me acompañaba a los entrenamientos y hacía cositas, jugaba con mis compañeros y cuando yo presentaba mis equipos me preguntaba: ‘Mamá, ¿cuándo voy a salir con ellos y contigo?’, entonces creé el grupo de bebés. Dylan es un enamorado del porrismo, es el que guía a los demás, los motiva y hasta los regaña”, afirma Angélica.

El deporte que la cautivó y por el que dejó la gimnasia es en el que brilla su chiquito de 5 años, desde los 2. “Dylan es muy gomoso. Si yo estoy viendo un video, también se pone a mirar y a practicar. Como mamá siempre quiero que esté bien y a él le gusta la energía que le da todo el mundo. Eso me hace sentir muy feliz”, concluye.

Compartiendo es como se hacen nuevos amigos


Por: Luisa María Gallo García

Inder Envigado continúa la costumbre que inició hace cinco años: compartir con algún equipo foráneo un detalle y crear vínculos entre los jugadores de ambos planteles. Este año el conjunto elegido fue Cereté de Córdoba. Desde antes de iniciar el torneo ya habían pensado en ellos como receptores del regalo y, coincidencialmente, estuvieron en el mismo grupo, el D, teniendo que enfrentarse en la última fecha de la primera fase del torneo.

“Como nosotros estamos de locales es un proceso un poco más sencillo para los niños, van todos los días a dormir a la casa, están rodeados de su familia y no tienen tantos gastos, pero para otros grupos sí es más difícil”, explica Felipe Correa, entrenador de Inder Envigado. “Es una manera de solidarizarse con los otros equipos, pero también de crear relaciones y recordar que este tipo de eventos debe ser más que una competencia.”

Este año el regalo fue una pantaloneta y un par de medias a cada niño. Luego del encuentro, que terminó con triunfo para los “naranjas” 14 a 3, los jugadores se sentaron a compartir una porción de pizza y gaseosa. Ya el partido había pasado y era tiempo de diversión e integración.

“Hay delegaciones que llegan a la ciudad con más facilidad que otras, pero para Cereté no fue tan fácil llegar acá, por eso también queríamos compartir con ellos” dice el director del equipo anfitrión. Por su parte, Jorge Centeno, miembro del equipo técnico de Cereté cuenta que “los papás se encargaron de reunir el dinero para que sus hijos pudieran venir a jugar, sabiendo que no es tan sencillo sacar del bolsillo casi un millón de pesos después de diciembre que hay tantos gastos”.

Con este reconocimiento Inder Envigado quiere demostrar respeto por el rival, que esta vez fue el grupo de cereteanos, mismo que durante la primera fase invitó a los jugadores envigadeños a visitar el municipio del Medio Sinú. El ofrecimiento busca hacer un proceso de intercambio de experiencias entre ambos equipos. Allí les proporcionarían alimentación y hospedaje, donde cada niño cordobés reciba a un antioqueño en su casa. Así que esta naciente amistad tendrá un segundo capítulo este año.

Manuela encontró otra familia en el voleibol


Por: Juliana Sosa Góngora

Escumer llegó de Tuluá a Medellín con el anhelo de repetir el primer lugar en la categoría Mini femenina del Festival de Babyvoleibol Comfama. Más que una responsabilidad, sus integrantes se sienten motivadas para volver a mostrar sus capacidades y confirmar que la preparación dio frutos.

“Fueron entrenamientos de cinco horas diarias, seis días a la semana. El equipo está muy completo en lo deportivo y en la actitud, enfocado en defender el título”, afirmó Manuela Vargas, quien participó en la edición anterior. Por ser una de las experimentadas en su club, trata de motivar y enseñar a las más pequeñas.

Y como no hay mejor espejo que el ejemplo, ella intenta serlo. “Les digo qué están haciendo bien o mal y que hay que meterla toda, nunca rendirse a pesar de que estemos abajo en el set, porque con actitud todo se logra. Las apoyo y las aliento”, expresó la jugadora de 14 años, quien hace tres se dejó atrapar por esta disciplina.

“Antes practicaba natación, pero era muy individual. En cambio, el voleibol es muy lindo, hay compañerismo, enseña valores y somos una familia. Seguimos mejorando la técnica, la táctica y le ponemos muchas ganas para alcanzar el gran objetivo de quedar campeonas otra vez”, aseguró Manuela.

Entre patines y flores


Por: Luisa Fernanda Alzate Sánchez

En su tiempo libre Laura Sofía Marín Alzate, de 9 años y oriunda de la vereda Guapante Arriba del municipio de Guarne, ayuda a su madre a “encapuchar flores, arrancar papas y coger tomates”, actividad que disfruta y que hace que su vida en el campo sea “tranquila y rodeada de gente buena”, según comenta.

Pero en su tiempo de patinaje, Laura Sofía se pone sus patines y “no hay quien me los quite porque patinar era lo que más soñaba hacer” y desde hace dos años que es parte de un club, siente que los 40 minutos que le toman llegar al casco urbano de Guarne para entrenar, son motivadores y hasta “divertidos porque hablo con mi papá sobre lo que me pasa en el deporte”.

Así, inspirada y tierna como las flores, cuenta que quiere ser una patinadora profesional como Fabriana Arias, que es para ella “la mejor campeona y patinadora del mundo”. Además, sueña con tener una buena participación en el Festival Babypatinaje 2019 a donde llega por segunda ocasión, esta vez como parte del Equipo Cochise Rodríguez, y en donde encuentra el mejor de los espacios para “aprender jugando y vivir en la ciudad, igual de feliz como en el campo”

La velocidad y adrenalina llegan con el BMX

En la pista Antonio Roldán Betancur, a partir de las 2:00 p.m., comenzarán las pruebas de la segunda edición del Festival Baby BMX, para bicicletas cross con ruedas de 20 pulgadas, en total serán 169 bicicrosistas, 36 niñas y 133 niños, de 32 clubes en representación de La Unión, La Ceja, Amalfi, San Rafael, Copacabana, Itagüí y Medellín, en la categorías de Damas y Varones 8 años y menos, 9 y 10 años, 11 y 12 años, Principiantes 6 años y menos, 7 y 8 años, 9 y 10 años, 11 y 12 años; Novatos 7 y 8 años, 9 y 10 años, 11 y 12 años; Expertos 9 años, 10 y 11 años. ¡Acompáñanos durante los dos días de competencias!

 

Julio César y el primer gol del 2019


Por: Alexander Herrera

El primer gol del Babyfútbol Colanta fue en la portería sur de la Cancha Marte 1. La espera duró 20 minutos para que el balón logrará su cometido: mover la red y generar el festejo del equipo y de la hinchada del Municipio de Caucasia. Todos los niños fueron abrazar al número 15, Julio César Sánchez, volanta de marca, quién después de cobrar el tiro libre, le dio la ventaja a su equipo frente al Barrio Búcaros de Bello.

A sus 12 años de edad, Julio César se describe como un jugador con una pegada potente y certera, con un muy buen primer pase, y quien, además, comenta que hacer una anotación en el Babyfútbol Colanta es muy emociónate: “Es un premio y una alegría para el equipo por todo el sacrificio que debemos hacer durante el año”.

Julio es hincha de River Plate de Argentina y admira en su posición a Wilmar Barrios, jugador del Boca Juniors. Es hijo de una ama de casa y un conductor del municipio de Caucasia. Cuando no está entrenando va a la escuela y le gusta ir a piscina a disfrutar con sus amigos. Aunque es tímido para conversar, se despide con una sonrisa, esa misma que brilló cuando saltó a celebrar su primer tanto en el torneo.

Tatiana y Danna, entre bielas y familia


Por: Alejandro Rave Franco
Fotografía por: Andrés Ángel

La zona centro del país ha sido la cuna de grandes ciclistas para Colombia y desde Cundinamarca llegaron al Babyciclismo un par de primas que a puro pedal, quieren dejar huella en el Festival de Festivales y que no sea su última participación en la competencia.

Cucunubá es un municipio ubicado en el Valle de Ubaté, a 88 kilómetros de la capital del país y con cerca de ocho mil habitantes, y es donde residen Tatiana Castillo Malagón y Danna Contreras Malagón, quienes representan con orgullo a su pueblo y aprovechan al máximo su participación en esta competencia. “Correr en el Babyciclismo nos sirve mucho para ir mejorando el nivel para carreras más adelante”, afirma Tatiana, la mayor de las dos primas y que a sus once años se ve recolectando triunfos en un futuro.

Por su parte, Danna, la pequeña de diez años, es una escaladora sobre los pedales. La ubicación topográfica de su casa la han convertido en una buena trepadora sobre el caballito de acero y es una rutina que ella tiene como entrenamiento para demostrar su capacidad en el Festival: “Vengo a entregar todo de mí para poder ganar y quedar de primera”, dice la niña que está muy feliz de visitar Medellín.

De momento este par de primas entregan lo mejor de ellas para representar con orgullo no solo a su tierra Cucunubá sino a su familia, así como lo dice Tatiana: “Danna y yo tenemos una bonita relación y no queremos ofendernos entre nosotras, es una sana competencia y por una sola razón, nuestra familia”

El sube y baja de la cicla


Por: Rodrigo Pérez Ríos
Fotografía por: Andrés Ángel

Tan solo seis meses estresando su cuerpo en intervalos regulares y recuperaciones adecuadas, le permitieron a Juan Manuel Rodas Caro iniciar su carrera de ciclista con miras profesionales. Por ahora, y a sus 10 años de edad, haciendo sus primeros pedalazos en el Babyciclismo del Festival de Festivales.

Según él, solo la bicicleta le ha permitido cambiar su estilo de vida y rebajar unos ‘kilitos’ de más. “Yo era más gordito de lo que soy ahora. Todavía me falta, pero he mejorado mucho, estoy enfocado. Y eso que apenas empecé”, afirmó.

Su madre, Carollina Caro, lo acompaña en todas sus travesías sobre la bicicleta. Por cierto, está recién traído. “Le dimos en la casa una bicicleta de ruta la pasada navidad. Fue un esfuerzo muy grande del papá y yo, pero lo vale. La felicidad de él es la nuestra. Está empezando, pero deseo siga y recoja los frutos”, señaló.

Juan Manuel se cayó empezando la competencia de ciclismo de ruta en la categoría pre-infantil, con su equipo ‘Los Amigos del Ciclismo’. Pese a sus raspones en manos y pies, se levantó. En su período de recuperación mantuvo la consistencia, cambió su enfoque y mejoró su resistencia aeróbica. Aunque ya era tarde para alcanzar y competir por uno de los primeros tres puestos, entendió que la vida es de caídas y altibajos: “Está en uno levantarse y seguir”, agregó.

Este pequeño ciclista, estudiante de primaria y habitante de la Comuna 5 de Medellín (Castilla), sueña con seguir bajando y subiendo… no de peso ni de caídas, sino, de rutas recorridas en su bicicleta.