Valentina remata con el corazón

Historia4_voleibol_web

Por: Viviana Betancur Quintero

Sus ojos siempre puestos en el balón, sus manos fuertes y habilidosas que pegan con seguridad y rematan la malla del equipo contrario, son las armas más fuertes con las que cuenta Valentina Miranda Pastrana, una chica de 12 años de edad que hace parte del equipo de Ponyvoleibol del municipio de Caucasia.

Ella nunca pensó que mientras jugaba voleibol en la calle con su papá otras personas se fijaban en su talento. Fue así como un día cualquiera una profesora de la Institución Educativa Divino Niño, del mismo municipio, la invitó a los entrenamientos del equipo.

Su posición es central, un lugar que la ha llevado a ser muy buena bloqueando los ataques de sus adversarios, levantando y lo que más admiran de ella: sus remates. Dice que “cuando hago el braceo es tanta la energía que le pongo que mis amigas me dicen que parezco un hombre porque tengo mucha fuerza”.

El número 1 no solo la identifica en el terreno de juego sino también en su actitud, su disciplina y su constancia, pues a pesar de las dificultades que se puedan presentar ella siempre está comprometida con su pasión, el voleibol.

Su sueño es llegar a la Selección Colombia de Voleibol y ser como Adriana Durán, jugadora antioqueña de talla internacional quien compitió hace 5 años en el Ponyvoleibol también por Caucasia, quien es su ejemplo a seguir. Su familia y su entrenador son su apoyo incondicional, quienes la motivan partido tras partido en la barra con sus gritos, sus cantos y sus aplausos.

Compartir enShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Noticias relacionadas